La gestión del estrés

en la salud integrativa

ANTE TODO DEBEMOS SABER DEFINIR LA PALABRA "ESTRÉS"

Estrés es una palabra descrita por el Dr. Selye referente a la respuesta del cuerpo ante un estímulo.

Esto indica la interrelación que tiene el organismo con el medio externo y su medio interno, ya que el estímulo puede venir del entorno social o medio-ambiental pero también puede venir del propio sistema metabólico, estructural o emocional. Estos estímulos son llamados Agentes estresores.

De hecho, el estrés es una respuesta fisiológica adaptativa que genera nuestro organismo para preservar la existencia. Por lo tanto, veremos que hay diferentes tipos de estrés y que no siempre son perjudiciales.

Hablaremos de ESTRÉS , cuando la respuesta biológica de nuestro organismo ante agentes estresores es coherente y proporcionada. El espacio de respuesta debe ser el adecuado para salvar la situación y volver entonces al estado de equilibrio.

El Estrés es indispensable para la evolución de la especie, la supervivencia y la adaptación al entorno.

Hablaremos de DISTRÉS , cuando los estresores son excesivos o demasiado duraderos en el tiempo. En esta situación, el organismo está en estado de alerta constante y al no poder volver a un punto de equilibrio, acaba descompensándose, se agota. Este agotamiento se debe al agotamiento de las glándulas suprarrenales y conllevará problemas inmunitarios, acidificación, fatiga, alteraciones metabólicas, alteraciones en el tejido conjuntivo, etc.

 

FASES EN UNA SITUACIÓN DE ESTRÉS

Ante un estrés podemos definir (Selye) tres fases diferenciadas entre sí:

1. Fase de alarma (lucha o fuga).
Ante un agente estresor, lo primero que hace el cuerpo es una reacción rápida de activación causada por el Sistema nervioso simpático emergente del hipotálamo, que estimula la médula suprarrenal y ésta genera inmediatamente Adrenalina y Noradrenalina (Activación del sistema Simpático (hipotálamo) - Adrenal: HA).

Esta respuesta es básica para la supervivencia, ya que es la que nos activa y nos hace mover instintivamente y rápidamente ante una situación de peligro repentino.


La mayoría de células del organismo tienen capacidad de respuesta ante el estímulo de la adrenalina y noradrenalina. Por lo tanto, cuando estas dos sustancias son liberadas al torrente sanguíneo desde las suprarrenales, actúan inmediatamente en todo el cuerpo generando:

  • Aumenta la contracción cardíaca y el ritmo del corazón (esto aporta más sangre - oxígeno y glucosa - los músculos para que puedan contraerse).

  • Aumenta el nivel de glucosa (proveniente del hígado) y ácidos grasos (provenientes del tejido graso) en sangre para disponer de energía inmediata.

  • Disminuye la sangre de la piel y los órganos internos (sistema digestivo, genitourinario...) y se dirige hacia órganos vitales de supervivencia como el corazón, cerebro, pulmones y músculos.

  • Se para la digestión.

  • Las áreas de estados de alerta cerebrales están agudizadas al máximo (estimulación neurológica amigdalar absoluta).

  • Aumenta la sudoración para que no tengamos un golpe de calor y podamos eliminar tóxicos generados por el estrés.


2.- Fase de resistencia (adaptación).

Si el problema no ha sido resuelto y el estresor todavía está presente después de una primera fase rápida, nuestro cuerpo no puede aguantar el estado de máxima alerta demasiado tiempo, por lo que debe generar otra respuesta para no agotarse .

Esta respuesta permite generar una resistencia adaptativa sostenida en el tiempo (Activación del eje HPA: Hipotálamo- Pituitaria-Adrenal). En este punto, el cerebro (hipotálamo) reconoce el estresor y libera un péptido llamado CRF (factor liberador de corticotropina) que estimula la glándula Pituitaria (hipófisis) y ésta, a su vez, segrega una hormona 

llamada ACTH (Hormona adrenocorticotropa o corticotropina) la que va hacia la sangre y de ahí a la corteza de las glándulas suprarrenales donde las estimula para que éstas segreguen Glucocorticoides (el más importante de todos: el CORTISOL) y Mineralocorticoides (ALDOSTERONA) .

El Cortisol permite que el cuerpo no se agote ante el agente estresor, y la persona puede resistir los efectos del estrés. Es una hormona adaptativa ya la vez inhibitoria de la CFR y ACTH. 

El cortisol hace que aumente la concentración de glucosa en sangre (a partir del glucógeno - reservas de azúcar- hepático). Cuando este glucógeno se ha agotado, entonces extrae energía de los ácidos grasos de los adipocitos -tejido graso- y también de los aminoácidos de las fibras musculares.

El objetivo es obtener energía de forma prolongada para que el cuerpo continúe en alerta y acción.

Por otra parte, la aldosterona retiene sodio y elimina potasio, lo que hace aumentar la presión arterial y así la velocidad del riego sanguíneo.

Esta etapa de resistencia es generalmente positiva ya que nos permite gestionar situaciones de alta estimulación o tensión de forma correcta.

Pero, si dura mucho en el tiempo, crea un distrés, y lejos de estar en estado de euforia y alerta, el cuerpo se empieza a agotar y notamos diferentes manifestaciones:

Cefalea, contracturas, dolor, disnea, fatiga, febrícula, desórdenes estomacales, insomnio, sequedad en la boca, tics, ansiedad, angustia, bajada de defensas, irritabilidad, dificultad para resolver lesiones, inflamación crónica, etc.


3.- Fase de agotamiento (burn out).

Cuando el estrés es muy alto y demasiado continuado, nuestro cuerpo agota las reservas energéticas totalmente y no es capaz de gestionar con eficacia la fase de resistencia.

Llega un punto en que no somos capaces de sintetizar más hormonas suprarrenales, ya no podemos enfrentarnos al agente estresor y éste gana la partida. Hemos entrado en agotamiento y no podemos restablecer el equilibrio interno de ninguna de las maneras.

La fase de agotamiento es la fase del colapso orgánico: vasos sanguíneos, sistema inmunitario, glándulas suprarrenales, corazón, cerebro, piel, órganos metabólicos.

En este punto, la persona está enferma: depresión, fatiga crónica, fibromialgia, infección, cáncer, ictus, infarto, asma, migraña crónica, colon irritable, alergias, envejecimiento físico rápido, etc.

COMO AFECTA EL ESTRÉS?

Un ESTRÉS de calidad nos permitirá estar alerta, activos, motivados, efectivos y tener una vida plena y dinámica. Conviene que los agentes estresores no nos sobrepasen y que a la vez nosotros los podamos- sepamos gestionar de forma correcta para que no nos agoten.

Hay agentes estresores que a veces es difícil de evitar como puede ser la contaminación ambiental, problemas de la vida diaria (trabajo, amigos, familia...), accidentes, sustancias tóxicas, genética, clima, infecciones...

En estos casos, los tendremos que combatir con diferentes estrategias.

Ahora bien, hay cuatro factores absolutamente imprescindibles para gestionar bien el estrés y en los que si que podemos hacer mucho:

- BUENA ALIMENTACIÓN y NUTRICIÓN

- BUENA CALIDAD DEL SUEÑO

- BUENA HIDRATACIÓN

- EJERCICIO ADECUADO A LA PERSONA


Si no tenemos estos factores bien sustentados, el estrés siempre acabará siendo un distrés y el CORTISOL acabará afectando a diferentes niveles (ejes) que están absolutamente interrelacionados entre sí:

EJE ESTRUCTURAL (y metabólico)

  • TEJIDO CONJUNTIVO (articulaciones, huesos, tendones, ligamentos, tejido matricial...).

  • SISTEMA ENDOCRINO (alteraciones, metrorrágias, amenorreas, dismenorreas, quistes ováricos, hiperhidrosis, hiperglicemia, reducción de estrógenos, hipercolesterolemia...).

  • SISTEMA GASTROINTESTINAL (malas digestiones, tripa hiperpermeable, colon irritable, colitis, disfagias, reflujos, estreñimiento, pólipos, divertículos, fisuras, candidiasis, hinchazón, hemorroides, hígado graso...).

  • SISTEMA INMUNITARIO (afecciones respiratorias, afecciones dermatológicas, infecciones).

  • SISTEMA CARDIORESPIRATORIO (disnea, hipertensión arterial, arritmias ...).


EJE DE LA MENTE

Depresión, distimia, angustia, ansiedad, obsesión, irritabilidad, insomnio, fatiga, cansancio, tristeza, apatía, desmotivación...


EJE FISIOSTÉTICO

  • ENVEJECIMIENTO DE LA PIEL (arrugas, manchas, flacidez, bolsas, ojeras, líneas de expresión, tono apagado...).

  • ENVEJECIMIENTO DEL CABELLO (alopecia, fragilidad capilar, dermatitis seborreica...).

ESTRATEGIAS EN SALUD REGENERATIVA PARA COMBATIR EL ESTRÉS

Las técnicas de salud Regenerativa tienen que ver con la acción simultánea sobre los TRES EJES a la vez.

No se puede equilibrar el cuerpo teniendo en cuenta tan sólo una rama fisiológica, al contrario, hay que la estructura y el metabolismo estén en equilibrio para que el sistema mental/emocional y el tejido dérmico no se descompensen. Pero también es necesario que el sistema emocional esté equilibrado para evitar un envejecimiento en el aspecto físico y una sicosomatització patológica.

Por lo tanto, habrá que observar y conocer bien a la persona para que todos los aspectos estén en armonía y así alcanzar el más al grado de salud y bienestar.


¿Qué ayudas ofrecen las terapias regenerativas?

Como hemos dicho anteriormente, la NUTRICIÓN es una parte fundamental de la salud y de la gestión del estrés.

Una dieta rica en alimentos naturales no procesados ​​y, en la medida de lo posible, ecológicos nos aportarán la máxima calidad nutricional. También remarcar que hay que eliminar los anti-nutrientes como las grasas trans, los azúcares refinados, los artículos industriales y procesados, el alcohol y el exceso de sal.

Ahora bien, no siempre una buena alimentación conllevará una buena nutrición, ya que a día de hoy, muchos alimentos están carentes de nutrientes. Nuestra sociedad está sobrealimentada y paradójicamente está desnutrida.

Esta falta de nutrientes esenciales (debido a recolecciones fuera de temporada, alimentación animal de mala calidad, estabulitzacions, piscifactorías, herbicidas ...) genera una gran descompensación nutricional causante de una gran parte de las patologías modernas, junto con la mala gestión del estrés.

Pero a la vez, la mala nutrición genera estrés, ella misma es un verdadero agente estresor.

Esta alimentación faltada de nutrientes y el estrés cronificado y mal gestionado de la vida contemporánea hace que haya una necesidad de aportes nutricionales complementarios para:

  • Evitar el agotamiento adrenal.

  • Ayudar al cuerpo a tolerar mejor el estrés.

  • Asegurar los nutrientes para las funciones metabólicas y enzimáticas.

  • Restaurar los nutrientes agotados por sobreuso.

  • Suplementar las carencias por el buen funcionamiento endocrino y neurológico.

  • Reforzar el sistema inmunitario.

  • Reducir la inflamación de bajo grado.

En terapia regenerativa, para equilibrar un eje hay que asegurar el equilibrio de los otros dos, siempre.

IMPORTANCIA DE ALGUNOS SUPLEMENTOS NUTRICIONALES o fitoterapéuticos EN LA GESTIÓN DEL ESTRÉS

El GABA o ácido gamma-aminobutírico es un aminoácido que actúa como neurotransmisor en el cerebro. El GABA se sintetiza en el cerebro a partir de otro aminoácido, la descarboxilación del glutamato, y funciona como neurotransmisor inhibitorio, lo que significa que bloquea los impulsos nerviosos.

Los niveles bajos de GABA en el organismo están vinculados al insomnio, pánico, depresión, estrés, esquizofrenia y otras alteraciones neurológicas.

El mecanismo de acción del GABA (es el mismo mecanismo que las benzodiazepinas):

Los receptores del GABA son los más numerosos del sistema nervioso de todos los mamíferos.

Hay tres tipos de receptores Gabaérgicos:

  • ACERCA DE A

  • GABA B

  • GABA C o GABA-A rho

El receptor ionotròpic (acoblat a un canal iònic) més conegut és el GABA-A. Està situat a la membrana plasmàtica del terminal post sinàptic i és el que està relacionat amb les Benzodiazepines, els barbitúrics o l’alcohol.

Está compuesto por 5 subunidades polipeptídicas: alfa, beta, gamma, delta y epsilon, cada una con funciones. En el caso del GABA-A, el cloro es el ión que entra cuando se activa el receptor y genera así la acción inhibitoria celda lular.

En el organismo el GABA se concentra en el HIPOTÁLAMO y regula la función del hipófisis, que a su vez regula la hormona del crecimiento, los ciclos del sueño y la temperatura del cuerpo.

Se ha demostrado que en individuos que hacen yoga o ejercicio de forma regular, el nivel de neuronas GABA aumenta en el cerebro, afectando al hipocampo ventral (donde se regula el estrés en el cerebro) ampliando la capacidad de regular el estrés y la ansiedad.

(Buena sinergia pues, con el spray de melatonina)

Indicaciones terapéuticas referentes a la fórmula N19

Es un componente especialmente útil para regular el ESTRÉS, la tensión, el miedo, la ansiedad, la depresión y la confusión en personas con un estado estresante.