Desmodium, protector natural

Descubre este increíble protector hepático natural

Desmodium adsdencens, protector natural

El Desmodium es una planta herbácea, que crece en estado salvaje, en lugares húmedos y sombreados en regiones tropicales y subtropicales, sobretodo en África, Brasil y la India, en bosques abiertos, pastos y que podemos encontrar en los bordes de las carreteras. En otros países también se le llama manayupa, amor seco, cadillo, desmodio, pegapega. Sus flores son pequeñas y de color blanco a violeta, su tallo y sus hojas están recubiertas de pelos finos.

Esta planta ha sido usada para el tratamiento de la ictericia, sobretodo en África, y suele usarse específicamente para el tratamiento de la hepatitis (que es una inflamación del hígado), ya que según algunas investigaciones realizadas, el Desmodium, favorece la normalización de las transaminasas.

Transaminasas

Las transaminasas están por todo el organismo. La GOT o AST (Glutamato-oxalacetato transaminasa (GOT), llamada también aspartato aminotransferasa (AST)), está en el hígado, miocardio, riñón, encéfalo y musculatura esquelética. La GPT o ALT (Glutamato-piruvato transaminasa (GPT), o bien alanina aminotransferasa (ALT)), está presente en concentraciones mucho más elevadas en el hígado que en los demás tejidos.

Se trata de enzimas que se producen en las células de distintas partes del cuerpo y su función es la de intervenir en la producción de diversos aminoácidos, las pequeñas moléculas de las proteínas que son necesarias para el desarrollo del organismo. Aunque su trabajo se realiza dentro de las células, también son liberadas a la sangre.

Estas enzimas son importantes en la producción de varios aminoácidos, y su medición en sangre se utiliza para diagnosticar y rastrear muchas enfermedades, y en especial para evidenciar la presencia de daño hepático. Sus valores normales se indican en los partes médicos de laboratorio y varían según la metodología analítica adoptada. Un valor elevado de las transaminasas suele ser indicativo de daño en el hígado.

Text and image block

Una de las cualidades del Desmodium, es que protege el tejido hepático, que actúa normalizando los brotes inflamatorios frente a la aparición de cuadros degenerativos (como la cirrosis), y su efecto para bajar las transaminasas es muy rápido, de ocho a diez días, pero conviene prolongar su toma durante veinte o treinta días, con periodos de descanso de diez días más o menos. En estos intervalos de descanso pueden tomarse otras plantas con propiedades hepatoprotectoras, como la alcachofa, cardo mariano, boldo, diente de león, entre otras.

Para personas que estén en tratamiento con medicamentos que sobrecarguen el funcionamiento del hígado, pueden utilizarse ésta y otras plantas con funciones hepatoprotectoras como tratamiento de fondo, tomándolas de forma regular.

De todas formas, siempre debe recomendarse consultar con un profesional por si puede consumirse combinada con la medicación habitual.

Se han demostrado grandes resultados del Desmodium como coadyuvante en el tratamiento de algunos tipos de adicciones (alcohol, opiáceos, anfetaminas, etc.), ya que, además tener efectos beneficiosos sobre el hígado, reduce los síntomas típicos, como las náuseas, la fatiga, los espasmos y los trastornos digestivos, y además, contribuye al aumento del apetito.

También se recomienda para los trastornos digestivos, utilizándolo como complemento para el tratamiento de las úlceras duodenales, porqué es un calmante del dolor y disminuye los síntomas inflamatorios.

Algunos estudios demuestran que reduce las concentraciones de histamina, lo cual nos induce a pensar que puede ser usado para el tratamiento preventivo de alérgias en relación al aparato respiratorio.

Propiedades del Desmodium

Desmodium para el asma i las alergias.

A nivel preventivo, el Desmodium es más eficaz a la hora de disminuir los ataques asmáticos, si se toma antes que los tratamientos químicos, como la histamina, etc. Éste, consigue disminuir la frecuencia de los ataques asmáticos.

Estudios realizados por Addy i Dzandu (1984-86-89) demuestran que la administración oral de Desmodium adscendens reducía el contenido total de histamina en el pulmón, mejorando los ataques de alergia.


Desmodium broncodilatador

Uno de los compuestos que tiene el Desmodium, son las saponinas, que ayudan en las reacciones alérgicas para que no haya una contracción del músculo liso. Esto ayuda a que disminuya la producción y la actividad de los leucotrienos (potentes broncoconstrictors, que tienen la capacidad de producir un estrechamiento de las vías aéreas, lo cual disminuye o bloquea el flujo de aire, sensación de falta de aire).

Efectos positivos sobre el hígado del Desmodium:

  • Favorece la normalización de las transaminasas.

  • reviene la cirrosis (ya que ayuda a disminuir los brotes inflamatorios).

  • Disminuye las náuseas.

  • Estimula el apetito.

  • Hace desaparecer rápidamente diversos síntomas hepáticos (ictericia, fatiga, etc...).

  • Antiinflamatorio.

  • Útil en caso de gastritis agudas y crónicas.

  • Colerético (estimula la producción de bilis) y colagogo (facilita la eliminación de bilis de la vesícula)


También se le han atribuido propiedades antitusivas, favorece las digestiones y es antiespasmódico.

Text and image block

Beneficios del Desmodium

Internamente

  • Hepatitis virales y tóxicas.

  • Lesiones hepáticas de origen alcohólico.

  • Lesiones hepáticas debidas a la quimioterapia.

  • Prevención y tratamiento de los procesos asmáticos.

  • Estreñimiento y dolores de cabeza de origen hepático.

  • Alteraciones digestivas:
    Digestiones lentas, inchazón, eructos, flatulencias.

  • Úlceras de estómago:
    Dejar macerar les hojas durante 20 minutos en agua y posteriormente beber.

  • Tos y catarro

  • Determinados procesos infecciosos:
    Herpes circinat, blennorragia.

Externamente

  • Heridas

  • Convulsiones

Contraindicaciones del Desmodium

  • Hipersensibilidad o alérgia a alguno de sus componentes.

  • Embarazo y lactancia.


Para procesos de detoxificación, que favorezcan la funcionalidad digestiva y hepática, Algēmica recomienda B15 Jarabe In·Controlun jarabe que contiene Desmodium junto con otras plantas como el rábano, la alcachofa, la bardana, la zarzaparrilla y la uña de gato. Esta sinergia constituye un excelente producto que favorece la limpieza y depuración del organismo.